You are currently browsing the category archive for the ‘Sociedad’ category.

LogoCrossBlogs

Siempre queremos lo que no tenemos…

Es sencillo… El que no tiene hijos desea tenerlos algún día. El que los tiene gustaría a ratos de tener más tiempo libre, más libertad o menos obligaciones. El que no tiene vehículo envidia a quien posee un buen coche o una moto de gran cilindrada. Y el que trabaja todo el día conduciendo envidia a quien va dando un pequeño paseo al trabajo. El que tiene un sueldo bajo, envidia a los adinerados, y los que trabajan muchas horas en un trabajo intenso miran con ojitos lo bien que viven los funcionarios, por ejemplo (¿eh Jokin?).

Envidia

Quien más quien menos sentimos envidia, aunque muchos lo negamos. Pero es el pecado capital de este país y pocos se libran.

Yo por ejemplo, aunque me lo haya buscado por motivos que no vienen al caso, trabajo muchas horas. Y envidio a veces a los que trabajan, por ejemplo, de mañana y tienen la tarde libre. O simplemente a los que pueden disponer del fin de semana completo para ellos solos y no tienen ninguna obligación el Sábado y el Domingo (¿eh, Jokin?).

La envidia no es buena y hay que procurar evitarla. En cambio la ambición, que es otra cosa, mientras no sea desmesurada, me parece algo aceptable, y hasta positivo si se sabe enfocar.

Termino ya con un saludo a mi compañero de CrossBlogs Jokin, a quien dedico esta entrada con mucho cariño (y mucha envidia).

 

Los otros envidiosos del Cruce de Blogs:

Jokin / A2Metal / Alvaro del Castillo

Son “japonudos” estos “cojoneses”.

Estos días he bajado un poco el ritmo de publicación porque han sido especialmente azarosos. Puede que esto se prolongue a lo largo del verano por culpa de la Euskal Encounter, las vacaciones y otros asuntos, pero intentaré mantener cierta periodicidad y atender, como mínimo las secciones fijas como el CrossBlogs, las publicación de canciones de Otra Ronda y la de algún que otro “Relato con Calzador“.

Yenes

Pero a lo que íbamos, que de lo que quería tratar hoy es sobre un artículo de El País, publicado por Greenfic en un hilo de los foros de MOD-PC.

Resumido dice que hay un loco, o grupo de locos, por Japón que se dedica a dejar sobres con dinero por ahí tirados acompañados de notas en las que pide buenas acciones a los que los encuentren.

Y lo curioso es que nos hemos enterado. Porque si ocurre en España nadie suelta prenda, todos se callan y se lo guardan tranquilamente. Allí algunos se lo han quedado y otros lo han entregado a la policía, pero el caso es que no se han quedado callados.

Supongo que el tipo -o tipos- habrá dejado más dinero y sólo algunos casos han aparecido en público, pero como los japoneses son tan diferentes de los latinos puede que me equivoque.

Es que si en realidad había muchos más, como aquí hubiese ocurrido si aparecen 17.000 €uros en sobres de 60, fijo que al salir la noticia tenemos a todo el país buscando sobres. Y eso que la mitad estarían con uno ya en el bolsillo.

Y un tipo dejó, también en un sobre, yenes por el valor de 540 €uros con una nota de agradecimiento. Increible. Yo he pensado que voy a dejar también un sobre en el ayuntamiento de Bilbao, para agradecer a Azkuna su buena gestión.

Lo que no sé es si meteré en ese sobre un buen mojón, una cinta de Camela “nonstop” y “autoreproducible”, o simplemente una carta de despido perfectamente falsificada. Lo mejor es meter dentro una postal Disney para que me la reenvíe y un sello con el adhesivo envenenado. ¿Colará?

Casi todos los que me leéis conoceréis un concurso promocional de la empresa de telefonía móvil Vodafone (de la cual soy cliente desde hace años) en el que regalan 100 coches Mercedes Sportcoupé en 100 días a quienes (creo que sólo si son clientes) envíen mensajes SMS a cierto número.

MercedesVodafone

Nunca he querido participar en ninguna de estas promociones de SMS porque me parece que siempre sortean poco para lo caro que cuesta participar en ellas, y porque, en general, no me gustan los sorteos, salvo la lotería nacional a la que juego exclusivamente por tradición familiar.

Pero el domingo pasado, tras un anuncio televisivo de la promoción mencionada, me dejé llevar por un impulso y envié un SMS al número que ponía en la pantalla con el contenido requerido: “MERCEDES“. Minutos después recibí otro en contestación pidiéndome que enviase mi nombre y apellido al mismo número con otro de esos caros mensajes. Esa triquiñuela me la olía con antelación, pero la verdad es que dudaba que la hiciese la empresa de la que soy cliente, y que dispone de un montón de datos personales míos desde hace lustros. Pero está claro que nadie quiere perder el dinero del primer SMS sin participar, por lo que todos enviarán ese segundo, para terminar de caer en la trampa. Además se aseguran de que nadie se sienta engañado aún, prometiendo 10 “participaciones” (lo que luego llamarán puntos) para el concurso del coche, si se manda éste segundo mensaje.

Lo terrible es que llega un tercero en unos minutos que reza lo que transcribo a continuación letra por letra: “Fulanito, ya estás más cerca del Mercedes Sportcoupé, cada mensaje vacío que envíes te acerca 10 puntos al coche! envía mensajes al XXXX ahora para ganar!“. Llegados a este punto la cosa empieza a divertirme y envío lo que me propongo que va a ser mi último mensaje aunque sólo sea para averiguar hasta donde puede llegar todo esto.

Pasados unos minutos recibo otro insistente SMS que contiene este montoncito de letras ordenadas de esta manera: “hoy no juegas sólo por el coche, 10 móviles buscan dueño! El mejor jugador cada hora gana uno! Sin Sorteo! Increíble! Juega y gana! Es tu momento. Es Vodafone!”. Aquí mi cara debía ser lo más parecido a un poema. ¿El mejor? Pues si es el mejor jugador de futbolín se deben referir a mí. Aunque comencé a temerme que se referían a el más influenciable de los receptores de SMS indiscriminados del día. Aquí ya no piqué, sobre todo porque no quiero un móvil de esos que regalan, que para esos aparatos soy un poco pijo, y porque para ganar uno a base de enviar montones de mensajes que me salen un dineral me lo compro y decido modelo y color. Cosa parecida me pasa en las tómbolas de las barracas, que se gasta más que en la tienda y una pareja de solteros tienen que aguantarse con una bicicleta de tres sillines.

A este SMS le siguieron varios. Éste fue especialmente gracioso: “Fulanito la vida es corta pero está llena de sorpresas maravillosas como ésta:un Mercedes Sportcoupé te espera! envía un SMS al XXXX ahora“. ¡Qué maravillosa sorpresa, oye! :-S

Como el último me había hecho gracia y todo, envié otro mensaje ya para divertirme. Sabía que si la cosa era que el que más mensajes mandase tenía más oportunidades yo ya no iba a ganar el coche porque seguro que unos cuantos al día se pondrán tibios a mandar kilos y kilos de mensajes a una promoción así, teniendo en cuenta el sistema que sigue. El siguiente decía: “Bien hecho Fulanito. Vodafone tiene una sorpresa para ti! Sigue jugando para descubrirla! Y a tienes 40 puntos para el magnífico Mercedes Sportcoupé“.

Como a éste último no contesté el requiebro del siguiente tiró a la yugular: “Fulanito, comienza tu bono! Durante los próximos 5 minutos cada mensaje es muy importante! 3 SMS-250 puntos extra , 5=500, 10=1500, 15=3000! Corre!“. Ya me empiezo a sentir un pelele porque no puedo evitar enviar los siguientes tres mensajes para por lo menos tener unos cientos de puntos de esos y no unas tristes decenas, que por lo visto muchos van a tener por ahí miles y eso es mucho tener…

Cuando he mandado el segundo de esos tres recibo este apremiante SMS: “Te quedan unos segundos para aprovechar éste bono! Todo el mundo se apartará para que pases con tu Mercedes Clase C Sportcoupé si ganas esta noche!“. Ya voy a enviar el tercero –from lost to the river– pero mientras lo hago me imagino a mí mismo pasando entre la muchedumbre con un disfraz de corderito y todos abucheándome. Mucho peor que un pinglebrown de esos del blog de Numeritos.

El siguiente ya es de los que hieren mi parte más sensible. Si la curiosidad mató al gato, y eso que tienen siete vidas, a mí lo que hace es torturarme. El mensaje era éste: “Bien hecho Fulanito! Has enviado 3 mensajes en total y ganado 250 puntos extra. Con tu próximo SMS te espera una sorpresa especial!“. ¿Será una muñeca chochona?, ¿quizás un perrito piloto? ¿un jamoncito de bellota y una botella de rioja? No puedo morir sin saberlo…

Aquí ya me mataron. Y no como mata la curiosidad, que es poco a poco y sin sufrimiento, sino de un tiro a bocajarro, con lo que no sufrí ya más. El mensaje siguiente fue tan conciso y nítido como cuando me suena la alarma del teléfono un lunes por la mañana. Decía: “FULANITO CUANTO SUMAN 1 + 1? ENVIA 1 o 2“. Me sentí tan insultado que por supuesto no he enviado ni uno más. Pero es que este desafortunado mensaje consiguió, de manera innecesaria, que me arrepintiese terriblemente de haber enviado todos los anteriores.

Después recibí otro, y otro, y todavía hoy me ha llegado uno en el que ya me prometen miles de puntos a mí y a mis amigos si les enredo en semejante timo. Llamaré a Vodafone y les pediré que lo dejen de una vez por todas si no quieren que me dé de baja, pero lo que está claro es que al menos se han ganado que les dé mala publicidad por esta triste iniciativa, que no les va a beneficiar a la larga, porque están mezclando a una empresa seria de telefonía con la tómbola del SMS. Y esto ensucia hasta la mejor imagen.

LogoCrossBlogs

Para mí la historia de Ramoncín es la historia de una desilusión. La canción “Como un Susurro” acariciada por la guitarra de Brian May, es uno de mis temas preferidos de mi adolescencia y, ¿por qué no confesarlo?, uno de los que más me gusta destrozar cuando me atrevo a coger el micrófono en un karaoke.

Mamonc�n

¡Maldita sea! Es que a mí este tipo me caía bien. Era irreverente, pero simpático. Todos hemos coreado “Litros de Alcohol” (por mucho que él se empeñase en titularla “Hormigón, Mujeres y Alcohol”) como locos en garitos de reputación difusa. Venga, no lo niegues: “Litrooooos de alcohooool corren por mis venaaas mujeeeer, no tengo problemaaas de amooor, lo que me pasa es que estoy loco por privaaaaaaaaaar”. ¿A que tú también?

Pero la cosa se empezó a torcer, y quien más quien menos -yo sí- comenzó a sentir recelos por este personaje cuando decidió en 1990 dejar la música y convertirse en un animal televisivo.

Me cansé de verle en tertulias presumiendo de haber salido de la calle de manera continua. Alardeando de su recién adquirido alto nivel cultural y, por si fuera poco, presentando programas concurso como el Lingo.

Y fue aún peor cuando se hizo colaborador de programas como Moros y Cristianos o Crónicas Marcianas, donde los debates eran verdaderamente vergonzosos.

Pero todo se lo hubiera perdonado si la cosa hubiese quedado ahí. El siguiente paso que dio, entrando en la directiva de la SGAE, haciéndose abanderado de las críticas de la misma hacia el intercambio de cultura por Internet y defendiendo el canon de compensación por copia privada, es el que no se le puede perdonar de ninguna de las maneras. Ver como se le llena la boca con la palabra pirata es algo que me hace sentir muy triste cuando le recuerdo como el rebelde que se supone que era a finales de los 70 y primeros de los 80.

Aunque puedo entenderlo mejor cuando leo que él mismo era un verdadero ladrón de canciones cuando se las robó a su antiguo grupo W.C. El refranero ya lo recoge con gran claridad: “Piensa el ladrón que todos son de su condición”.

Especial mención en éste asunto requieren cuestiones como el enfrentamiento con Joaquín Sabina por haber denominado a su gira “Carretera y Top Manta”; cierta entrevista radiofónica que corre por la red en la que el personaje, que ya no quiero nombrar más veces, denuncia -apostaría que con un rictus de seriedad- que “Internet es como una red de túneles por los que pasan camiones llenos de heroína”, y sin despeinarse el tupé, oigan.; además de su episodio violento con unos periodistas.

Al final ha conseguido no merecerse ni el respeto de que le dejen actuar en un escenario.

Enlaces a mis compañeros del Cruce de Bitácoras: JOKIN / NUMERITOS

Llevo en el blog una racha de temas serios por lo que hoy me ocuparé de uno que lo es especialmente, además de un poco machista: las relaciones interpersonales entre dos individuos de diferente sexo, pero la misma tendencia sexual, siendo el receptor de los consejos el que tome el rol masculino dentro de la misma. Resumiendo: consejos para ligar en 10 pasos (para hombres heterosexuales).

Ligoteo

Estoy rodeado de gente joven. Algunos menos jóvenes que yo, pero la mayoría más. Y me parece terrible que muchos se quejen de que ligar es muy difícil en su zona, a su edad, hoy en día, o sandeces de ese estilo. Ligar ha sido siempre un arte, que requiere su método, y una vez que se conoce y tras un poco de práctica, cualquiera puede dominarlo.

EL MÉTODO

1.- Jamás te acerques a una chica, porque estarás en desventaja. Consigue colocarte donde se pueda prever que ella vaya a ponerse sin que se dé cuenta o, aún mejor, logra que alguien te la presente. Así estaréis en igualdad de condiciones y ella no se encontrará a la defensiva.

2.- Estate siempre relajado. Si hace falta toma tila, o un par de copitas, pero nunca más. Los borrachos y los nerviosos están incapacitados para dominar la situación y no sabrán seguir el método.

3.- Vete al ritmo que ella marque, nunca más lento ni más rápido. Observa bien cuales pueden ser sus intenciones y si crees que te ve demasiado lanzado frena. Si por el contrario ves que se impacienta por algo puede que vayas demasiado lento.

4.- Potencia tus armas y oculta tus defectos. Si eres rematadamente feo, procura preparar buenos chistes y buena conversación y no te pongas el listón muy alto, que la magia no existe. Si no eres muy inteligente vístete muy bien, usa un buen aftershave, ponte muy guapo y procura hablar poco.

5.- Olvida esa tontería que dicen de ser tú mimo. Nadie puede evitar ser uno mismo, pero si confías en tus posibilidades tu seguridad te proporcionará firmeza, y sacará lo mejor de ti, de tal manera que ella lo percibirá y te verá más atractivo.

6.- Nunca hagas una pregunta comprometida que pueda cerrarte puertas. Si preguntas a una chica si quiere salir contigo, y te dice que no, tus posibilidades habrán caído en picado. Pero si le preguntas si le apetece ir al cine o ir a tomar un café, y te dice que no, siempre tendrás posibilidad de insistir cuando sea apropiado.

7.- No hables de anteriores noviazgos o de otras chicas, aunque ella te pregunte. Así aumentas el misterio, que es uno de los ingredientes más importantes.

8.- Jamás hables con tus amigos de tus progresos, al menos, hasta que no hayas ligado ya con la chica. Si ella se entera de que aireas vuestras intimidades, por poco que sea, antes de tiempo, todo se acabó.

9.- No hables demasiado, ni dejes que sólo hable ella. Y procura alternar entre bromas y temas serios. Una conversación amena abre casi todas las puertas.

10.- No recuerdes de memoria los anteriores nueve puntos y déjate llevar. La improvisación es el ingrediente más importante para que el hechizo funcione.

No hace falta que me deis las gracias. Soy un altruista. 😉

Un desalmado llamado Tomás Delgado atropelló -causando su inmediata muerte- por su imprudencia al volante, a Enaitz Iriondo, un muchacho de 17 años. Los padres no llegaron hasta el final en su día consternados por el dolor, y el caso quedó sobreseido, quedando el homicida libre de ningún tipo de cargo.

Enaitz Beti Gogoan Gure Bihotzetan

Ahora el desalmado les ha denunciado a los padres pidiendo una indemnización de 20.000 € para pagar el arreglo de su vehículo de lujo y los gastos generados en uno de alquiler mientras se reparaba.

Los padres se han visto obligados tras tamaña desfachatez a contratar un abogado y unos peritos, que han investigado el caso. Y han ido descubriendo que el informe que en su día realizo la Guradia Civil fue una absoluta chapuza. Han averiguado además que toda la culpa fue del conductor del automóvil y, por supuesto, reclaman que lo encarcelen después de vista su actitud, exenta absolutamente del mínimo arrepentimiento.

Ya se ha hablado mucho de este caso, además de que hay abundante documentación en vídeo en la que se pueden ver declaraciones del insensible automovilista, en el blog de un amigo de Enaitz, en el de mi compañero de CrossBlogs Numeritos y en los foros de MOD-PC (algunos modpeceros le conocían e incluso hay algún familiar lejano). Pero todo lo que sirva para denunciar al asesino, y recordar al asesinado, es poco. Visitad, por favor esos enlaces, donde podeis aportar comentarios, ya que nada de lo que se pueda hacer está de más. Y en éste enlace se le pueden enviar mensajes a la madre de Enaitz para intentar, aunque sea imposible, consolarla un poco.

CrossBlogs

¿Por qué? No me lo explico. ¿Cómo es que las mujeres tienen la libertad de usar una prenda tan cómoda como las faldas por su falta de opresión y en cambio los hombres no podemos hacerlo porque parece ser que resulta indecoroso? Es injusto.

Resulta que los pantalones es una prenda de vestir relativamente moderna. Su nombre se le atribuye a San Pantaleón, médico, mártir del siglo IV y patrón de Venecia. Hace sólo 4.000 años los nómadas de Centroeuropa llevaron los primeros bombachos atados a la cintura. Pero el pantalón, tal y como lo conocemos hoy en día, apareció aún hace mucho menos tiempo, en 1830. Y en 1860 se creo el vaquero o jean por el bávaro emigrado Levi Strauss, en San Francisco, durante la fiebre del oro. Y se han convertido en la única prenda posible para vestirnos a los hombres de cintura para abajo en menos de dos siglos de vida. Tiene bemoles la cosa.

Ahí tenías a los troyanos, que no creo ni que llevasen gayumbos. Si no me creeís mirad que agustito charla Brad Pitt por el móvil con Angelina Jolie vestido de troyano AQUÍ . Y los romanos, espartanos… Menos mal que aún quedan algunos espabilados como los escoceses (que raro que no se denominen escozanos) que, ademas del whisky, tienen esas envidiables falditas a cuadros denominadas kilt.

Pero no soy el único que quiere mediar esta batalla por la comodidad masculina. No estoy sólo. Miguel Bosé me ayudó, como muchos recordaréis. Y muchos otros lo han intentado. No tienen por qué sentarnos mal. Lo bien que le queda la macrofalda a mi primo el de Zumosol o la minifalda a un coleguita del messenger sueco es para verlo.

Y lo mismo debemos animarnos a usarlas para ir al trabajo que para lanzarnos a la aventura o simplemente para estar más cómodos en casa.

Ya hay atrevidos que pasean con ella porque son muy modernos para elegir su modo de vestir y su medio de locomoción, bien sea un segway o en una peculiar tabla de surf.

Todavía quedan más culturas además de los escoceses que las usan habitualmente y en las pasarelas los diseñadores no dejan de darme la razón. Yo ya le he enviado un correo electrónico a Zapa, el “presi”, a ver que opina.

Pero hay una cosa que quiero dejar bien clara. No queremos depilarnos, sobre todo a la americana. 😉

Enlaces a los otros dos artículos del CRUCE de BLOGS de hoy:

Jokin & 2oR3mun

Me ocupo aquí de un asunto que tristemente está muy de actualidad. Se trata, como escuetamente reza el título, de la violencia doméstica. Dejando aparte los datos y cifras, quiero sumarme a la indignación de la grán mayoría de la sociedad, que nos preguntamos cómo puede alguien llegar a sobrepasar estos límites. Si una familia no es feliz el mal menor es abandonarla, y no llegar a los extremos de algunos energúmenos, que se dedican a aterrorizar a sus familiares incomprensiblemente.

Violencia Doméstica

Hace unos días un trabajador con un alto cargo en una importante empresa londinense asesinó a golpes a su propia hija de dos años de edad. Actos así hacen preguntarse a cualquier persona cómo pueden suceder.

A veces las víctimas están tan aterrorizadas y sus agresores las tienen tan coaccionadas que no ven ninguna salida. Aquí pongo enlaces a la web de la Guardia Civil y el Gobierno Vasco donde informarse de cómo proceder en estos casos.

Desde aquí lanzo todo mi cariño y apoyo a todas las víctimas de este terrible mal contra el que debe luchar día a día esta sociedad. Un abrazo muy fuerte para todos.

Crespón NegroAyer fue un mal día. No es cuestión de política. Simplemente fue un mal día. Un día más en el que un grupo de asesinos anunciaron que volverán a matar. Y lo más terrible es que para ello se justifican con montones de razones que nada tienen que ver con la política ni con la gente de paz.

Yo soy vasco. Y mi orgullo de vasco se ve herido en momentos así. Pero es injusto porque en realidad no tengo nada que ver con esa gente de mala calaña. Si de verdad quieren defender al pueblo vasco lo primero que tienen que hacer es dejar de matar para siempre.

No quiero que me relacionen con esa chusma que nada tienen que ver con lo que los vascos somos. Somos gente de paz y de vida, de amor y trabajo, gente alegre pero formal, con el corazón grande y de buen beber y buen comer, quizás no muy humildes, pero casi siempre sinceros. Y, por culpa de esos cuatro indeseables, hay cantidades ingentes de incultos que nos confunden con quienes odiamos.

Que sepan los incultos que me lean que yo soy vasco como el que más, y que odio a ETA, tanto como los de AVT, por ejemplo, o como la inmensa mayoría de del pueblo vasco.

¿Conoceis esa camiseta que lleba un ecualizador gráfico en el pecho? Es de lo más vacilona. Para que veais de qué os hablo os voy a mostrar un vídeo de uno de los blogeros de mi blogroll y forero de MOD-PC. Se trata de Alvarodelcastillo

Cuando la llevas puesta la gente se queda prendada de ella y todos te preguntan por su procedencia. Es muy divertida, porque, al llevar un micrófono y reacionar al sonido, todos te gritan cerca del pecho. De hecho un colega mío tenía una tarjeta-LED, con la que puedes ponerte largos textos luminosos en el pecho, y le programó cuando llevaba la “ecualiseta” el siguiente mensaje de doble lectura: “No me grites a las tetas que el micrófono está más abajo”.

Desde luego una noche de fiesta con la ecualiseta es especialmente divertida, porque te da tema de conversación con desconocidos, y eso es de agradecer hoy en día. A medida que pasan los años la gente es cada vez menos sociable y cosas como ésta favorecen las relaciones. Es difícil de creer, lo sé, pero os aseguro que hasta vi ligar a un vasco que la llevaba puesta. 😉

Hoy voy a contar una anécdota que le ocurrió el otro día a mis amigos y compañeros de trabajo, cuando estaban comiendo en un restaurante oriental con buffet.

Comedor de restaurante oriental

Recién sentados a la mesa entraron en el local un grupo de personas con aspecto sospechoso. Se trataba de gitanos, pero no quiero que nadie vea en esto una actitud racista por mi parte o la de mis amigos. Que quede claro que hay gitanos bien elegantes, pero éste no era el caso.

Que éste sospechoso grupo se sentase en la mesa contigua a la de mis amigos generó en éstos últimos un lógico desasosiego. En el tipo de restaurantes del que hablamos los comensales han de levantarse para servirse la comida, dejando enseres, como bolsos, ropas de abrigo o cascos, en la mesa.

Una vez decidieron levantarse por turnos todo transcurrió de manera más o menos normal, excepto el barullo, no muy molesto, que generaban sus vecinos de mesa.

Lo más sorprendente sucedió cuando, en el momento de los postres para ambas mesas, una de las mujeres del intrigante grupo, se dirigió con un tono de voz nada discreto, en éstos téminos, a la mujer que tenía a su lado: “Cuídame el booorso, no me vayan a robaaal”.

Esto ya sorprendió a mis amigos bastante, aunque aludirían a aquello de “piensa el ladrón que todos son de su condición” y no le dieron mucha más importancia.

Lo gordo fue cuando, con gran sorpresa, vieron claramente como la mujer que cuidaba el mencionado bolso procedió a abrir el mismo, y sustraer de su interior la cartera o billetero. Sin hacer mucho caso a las posibles miradas, abrió el billetero y extrajo de él un buen fajo de billetes, devolviéndolo a su lugar de procedencia acto seguido.

El asombro de mis amigos fue mayúsculo y no comprendieron muy bien el sentido de la acción que estaban presenciando, ya que si la mujer era la encargada de cuidar el bolso, también iba a ser la principal sospechosa de haberlo expoliado o de haber permitido que sucediese.

Pero así quedó la cosa, ya que no podemos conocer, el desenlace de la historia, al no disponer de testigos del mismo. A pesar de lo cual me ha parecido una anécdota de lo más curiosa, y de la que me apetecía haceros partícipes.

Se me acabará viendo el plumero tarde o temprano, así que voy a ir admitiendo ya que mis temas preferidos para escribir versan sobre el futuro o sobre las décadas ya pasadas. Del presente se escribe y se lee ya suficiente. Quizás así se vive menos de lo que se debiera.

El nuevo vídeo de los mitos vivientes U2 es un fantástico documento, incluso emocionante, para llegar a los más nostálgicos. Su título es “Window in the Skies” y os animo a disfrutarlo sin que nada os entretenga ni os perdáis ningún fotograma.

Existe otra versión más convencional de este clip, lo comento por las posibles confusiones.

Pero ahora hablaré del futuro, y no me iré muy lejos. Me refiero a lo que va a sonar este verano. La marca de camisetas y “merchandising” Kukuxumuxu ha preparado un “hit” de los que van a hacer época. Han contado con la colaboración del director de cine Juanma Bajo Ulloa y el polifacético Pablo Carbonell para realizar este sentido homenaje a una bebida muy especial, el KALIMOTXO. Lo han titulado “El Kalimotxo de Mamá”.

¿Qué llena más? ¿Recordar el pasado o conocer el futuro? …

Revivir el pasado es uno de los placeres de la vida. La música es quizás la mejor manera de activar recuerdos del mismo.

Los publicistas de Coca-Cola lo saben bien y los han aprovechado al máximo con su último anuncio televisivo. Suelen hacerlos muy buenos, pero este es de los mejores…

Al son de la mítica melodía “Don’t You Forget About Me” de Simple Minds…

Retomaré el tema de los 80 en el Planeta Azul Nº4 de vez en cuando, ya que es la época que marcó mi adolescencia y, por tanto, una de las que más me gusta recordar.

Atentos a la fiesta ochentera que se prepara para este viernes en el pub Azzurro de Bilbao.

Planeta Azul Nº4

Planeta, porque tiene cuerpo, aunque no sea celeste, pero sí azul.

Azul, porque es el color de la cuarta dimensión.

Número 4, por cuatro razones misteriosas.

El color sí importa, porque sin lo superfluo nada tiene el mismo sentido.

Calendario Espacial

agosto 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031