You are currently browsing the category archive for the ‘Recuerdos’ category.

 

LogoCrossBlogs

Hay muchos cómics que os podría recomendar ya que, aunque hace mucho que dejé esa afición, pasé largos ratos en mi pubertad leyendo cómics, ya que las chicas aún no me hacían mucho caso… ¡Vaaale, después tampoco!

Me encantaba leer tebeos de cachondeo como Mortadelo y Filemón, cómics “serios” de Segrelles, Moebius, Richard Corben Pero si he de quedarme con uno ese tiene que ser Asterix el Galo, aunque todos ya lo conozcáis y no os descubra nada nuevo, ni mucho menos…

Asterix&Obelix

Leer el resto de esta entrada >>

    Lee el resto de esta entrada »

     

    LogoCrossBlogs

     

    Esta semana los crossblogers debemos contar el mejor concierto al que consideramos que hemos asistido. Siendo sincero confesaré que no he ido a muchos, a pesar de que me considero melómano, pero el bullicio nunca me ha atraído. De hecho fui a unos cuantos gracias a que un amigo me conseguía invitaciones, por no desperdiciarlas. Con lo que, en resumidas cuentas, se pueden contar con los dedos de las manos las veces que he asistido pagando a escuchar música en vivo, además de que todas ellas se dieron hace unos cuantos años.

    Pero resulta que sí hay un concierto que recuerdo con especial cariño. Supongo que muchos retendrán en su memoria aquel concierto en el que estuvieron con su primer amor, o en el que ligaron con aquella muchacha de piernas tan largas, de esas que llegan hasta el suelo. Pues resulta que la acompañante de mi concierto de la noche de aquél día fue nada más y nada menos que mi señora madre. Y era un concierto de rock, sí, no de música clásica o melódica. Pero es que tengo la suerte de tener una amatxu muy al día, con la que comparto gustos musicales en numerosas ocasiones.

    Corría el año 1991 cuando los Dire Straits pasaron por Bilbao y yo no me lo quise perder. Mi ama tampoco, por lo que acudimos a la Plaza de Toros de Vista Alegre preparados para disfrutar viendo a Mr. Mark Knopfler hacer alarde de su virtuosismo con las uñas sobre las cuerdas de la guitarra. Es de reseñar que es de los pocos guitarristas que no usa púa, y esto hace que su sonido sea personal e inconfundible.

    Knopfler

    El concierto cumplió con todas mis previsiones. Lo vimos sentados, que ya había dicho que no me gustaban las aglomeraciones, y el sonido era estupendo a nivel técnico. Uno de mis discos preferidos ya era un directo de “los Dire”, el “Alchemy”, que recomiendo a todo amante de la música, con lo que sabía más o menos lo que me iba a encontrar.

    Y es que lo que nos hemos encontrado los seguidores de esta banda es que en sus conciertos las canciones no suenan como en el álbum de estudio. Suenan mejor y, lo que es más impactante, suenan más. No me refiero al volumen, claro, me refiero a la longitud de los temas. Mark adorna la interpretación en vivo de sus temas con unos apoteósicos punteos, que convierten los grandes clásicos de este gran grupo en melodías míticas, que superan con creces a las versiones originales salidas del estudio de grabación.

    Y en el concierto de la gira “On Every Street” en Bilbao la cosa no fue diferente. Las canciones sonaron de miedo y con sus correspondientes punteos monumentales al final de algunas de ellas. Punteos que por cierto nunca he tenido muy claro, ni me importa mucho mientras pueda disfrutarlos, si son improvisados o ensayados. Aunque por su maestría, y si tuviera que hacerlo, apostaría por lo segundo.

    Como colofón, cuando se retiró la banda, el bis fue una versión acústica de un tema interpretado por Knopfler en solitario. Con ese final los miles y miles de asistentes al evento cupimos en su bolsillo.

     

    Enlaces al resto de entradas del Cruce de Blogs:
    JOKIN / A2METAL / ALVARO

    Estaba leyendo la lista de canciones de un disco de Singstar, concretamente el de “La Edad de Oro del Pop Español“, cuando se me ha ocurrido la curiosa idea de escribir un texto con todos esos títulos y además ordenados como en el disco. Ha quedado una cosa muy rara, pero quizás os divierta leerla. Aquí lo tenéis (los títulos son enlaces al vídeos relacionados):

    La Edad de Oro del Pop Español

    La chica se había hecho ideas preconcebidas y en cuanto me la presentaron lo primero que me dijo fue “No me beses en los labios“. Pero yo me dije “A quién le importa lo que piense una niñata pija como esta, por muy buena que esté”. Me había fijado en ella mientras estaba bailando en la pista y al verla pensé “no dudaría en acercarme a esa preciosidad y preguntarle ¿qué hace una chica como tú en un sitio como éste? o, por ser un poco original, ¿qué hace un sitio como este rodeando a una chica tan guapa como tú?” y ya estaba degustando el sabor de amor de su voluptuoso cuerpo con mi imaginación. Si es que tenía un tipazo que era pura dinamita, y mirándola me sentía como si cien gaviotas revolotearan en mi cabeza. Y parecía mi noche de suerte, porque era amiga de Mari Pili, que fue quien me la presentó. Se llamaba Raquel. Ya me las prometía yo muy felices, el calor del amor en un bar se podía intuir. Pero mientras me la presentaban, y ella se ponía borde, un tipo gritó a otro “sufre mamón, devuélveme a mi chica” y se enzarzaron en una tremenda pelea cuando la paciencia del “roba-chicas” llegó hasta el límite.

    El encargado del local paró la pelea y uno de ellos citó al otro: “Nos veremos las caras cuando brille el sol, en el rompeolas, en la puerta del cine en el que proyectan “El Imperio Contraataca“. Me encantaba ese rompeolas a orillas del Mediterráneo, aunque ningún escenario es bueno para una pelea, claro. Menos mal que yo no me metía nunca en líos, ya que nada tienen que ver con mi vida rosa, soltero de oro, y emancipado desde que le dije a mi progenitor “adiós papá, déjame que me establezca por mi cuenta” en cuanto cumplí los dieciocho. Y he demostrado un año más que me arreglo perfectamente sólo. Hasta que conocí a Raquel.

    Porque al final sí que ligué con la pija, y terminó viviendo en mi piso. Yo siempre le decía que no quería vivir con nadie y ella me preguntaba “entonces ¿que hago yo aquí?” y yo contestaba “es por tu amor, que me está volviendo loco”. Aunque discutíamos mucho, sobre todo por las noches. Yo terminaba diciéndole “¡vístete y lárgate de mi casa, te quiero mucho pero no controles completamente mi vida!”. Esas discusiones eran como el rosario de la aurora, muy violentas. Parecía un ataque preventivo de la URSS, con lámparas y ceniceros volando. Al final nos reconciliábamos pero, al día siguiente, yo reconozco que estaba de nuevo loco por incordiar.

    Me deprimía cada vez que llegaba a casa y veía el letrerito de la puerta que decía “MANUEL – RAQUEL“. Me encantaba el otro chiquitito que había antes de que ella llegase. Y además siempre me llevaba de vacaciones a sitios que no me gustaban, como por ejemplo Madrid, donde yo no me cansaba de repetirle “Puede haber Retiro, Casa Campo y Ateneo, puede haber mil cines, mil teatros, mil museos, puede tener Corrala, organillos y chulapas, pero queridísima Raquel, al llegar agosto y el verano aquí no hay playa“. Pero ella estaba embrujada por la capital, y a mí sólo me apetecía rociar esa horrible ciudad con ese líquido inmundo que era mi agüita amarilla.

    Se acabó. El año que viene quiero vivir solo. Iré de vacaciones a Groenlandia con ella o sin ella.

    En anterior entrada he dedicado un texto a mi hijo Iban. En la actual aprovecho la sección de canciones de OTRA RONDA, el grupo que formé con Pablo, para publicar el tema que compusimos dedicado a él, cuando sólo contaba con unos meses de vida. Aquí teneis la letra calificada por casi todos como “muy simpática”:

    ROCK-NANA (de OTRA RONDA)

    DUÉRMETE COLEGA
    Te conté los dedos en cuanto te ví
    Supe que eras mío en cuanto te oí
    Esos supergritos los reconocí
    DUÉRMETE COLEGA
    Ahora estás más grande, venga a engordar
    Tienes la boquita como tu mamá
    Y unos ojazos que debes cerrar
    DUERMETE COLEGA, DEJA DE CHILLAR
    QUE HAS COMIDO MUCHO AHORA A ERUCTAR
    DUERMETE PILLASTRE, DEJA DE BAILAR
    QUE ESTE ES EL ROCK NANA Y ES PARA SOBAR
    Tus tres abuelitos te adoran a ti
    Eres el primero, debe ser así
    Yo te hablaré del que no está aquí
    Pero venga
    DUERMETE COLEGA
    Ahora estas despierto, chico duerme ya
    Que ya has visto el cielo, venga a pasear
    y ahora tienes tema con el que soñar
    DUERMETE COLEGA, DEJA DE CHILLAR…

    Y aquí podeis bajar o escuchar el fichero en mp3 con la melodía y la voz interpretadas por Pablo, el compositor de la primera y emisor de la segunda:

    OTRA RONDA – Rock-Nana

    Nueve meses pasan muy despacio cuando se espera algo tan importante. Y más para alguien impaciente como yo. Pero todo sacrificio tiene su recompensa según dicen. Y aquí, aunque el sacrificio fue grande, la recompensa sobrepasaba todo lo imaginable.

    Mano Bebé

    Es imposible expresar con palabras la emoción que sentí cuando la diminuta manita de Iban agarró por primera vez mi dedo meñique. El contacto de su piel con la mía me traspasó una tal cantidad de energía que los pies se me despegaron del suelo, los ojos se me cerraron durante unos instantes, y la sonrisa se me dibujó muy amplia. Ocupaba toda mi cara y, cuando los volví a abrir, estaban más enternecidos que nunca antes contemplando los de el bebé, que estaban aún cerrados, enmarcados por esa carita indefensa, colorada y calentita.

    Y unos cuantos cientos de pañales repletos de algo que huele a demonios después, cuando dijo “aita” por vez primera, casi lo publiqué en el periódico. Creo que se lo dije a todo el mundo que me encontré esa semana, hasta a los que no conocía. “Mi hijo ha dicho aita”, “Mi hijo ha dicho aita”, “Mi hijo ha dicho aita”... Algunos desaprensivos decían que a esa edad era casualidad, que lo mismo su intención era decir “teta”, pero que le habría salido eso. Yo por supuesto les fustigaba vehementemente con el látigo de mi desprecio y, tras mi acongojante mirada, se excusaban: “aunque también puede que dijese “aita” con toda la intención, ¡yo qué se!”.

    Es mi primogénito y con eso no se juega. Vale, tardó en empezar a hablar después de ese “aita” y cuatro palabras más, pero es porque aún no tenía nada importante que decir. Los primeros pasos…, emocionante. Las primeras veces que le dejábamos con sus abuelos…, duro. Ahora tiene seis años, y aún no consigue pronunciar bien la erre, pero es de corazón noble y muy cariñoso. Y, sobre todo, es mi campeón.

    Para mí siempre será el mejor, aunque se equivocará como todos lo hacemos, aunque a mí me cueste decírselo alguna vez para incitarle a mejorar, aunque discutiremos como hace todo padre con todo hijo… Para mí Iban, pase lo que pase, siempre será mi campeón.

    CrossBlogs

    El tema de esta semana en el cruce de bitácoras es la serie V, que tantos recuerdos nos trae a los que tuvimos el privilegio de vivirla cuando se emitió a mediados de los 80. La verdad es que encaja muy bien en el Planeta Azul Nº4 a pesar de que no he sido el que lo ha propuesto.

    Serie V

    Ya cuenta sobre esta serie muchas cosas el artículo de la Wikipedia al que he enlazado más arriba y también está repleto de datos así que no voy a ir por ahí porque me parece innecesario.

    Sí creo que es importante tener en cuenta que ha sido repuesta hace no mucho tiempo en el canal Cuatro como bien anunció 20minutos.es, y cómo ya ha hecho este canal televisivo con otras series como Melrose Place, Twin Peaks o Los Ropper, y programas como Humor Amarillo.

    Muchos en su día hicimos la colección de cromos de la serie. También muchos nos hemos disfrazado de alguno de sus personajes; recuerdo como me até una redecilla de las de la fruta en el brazo y me lo pinté de verde para que pareciese el de un lagarto cuando me levantaba la manga del buzo. Y pocos no tuvieron alguna pistola de rayos láser para emular a Donovan liquidando lagartitos a diestro y siniestro. O como mínimo comieron alguna gominola en forma de rata.

    Les ruego que me disculpen pero nuestros ojos no están acostumbrados a tanta luz y por eso debemos llevar gafas oscuras. Hemos venido en son de paz” era el primer mensaje que los extraterrestres pronunciaron al llegar a la Tierra. Gracias a sus misteriosas intenciones ocultas -que todos nos olíamos desde el principio-, y a una iconografía muy impactante, esta serie se ha convertido en todo un emblema ochentero grabado en nuestras retinas. Algunos están tan locos que creen pertenecer a La Resistencia. 😉

    Enlaces a los blogs cruzados de:

    JOKIN / ALVARO

    Enlaces al resto de CrossBlogs

    Muchos me han felicitado por el texto que escribí ayer en conmemoración al noveno aniversario de la muerte de mi padre. En agradecimiento a todos ellos y, por supuesto, principalmente a él, publicaré hoy la letra una canción que escribí sin pensar en él de manera consciente. Pero después de analizarla me di cuenta de que en realidad esa canción era suya e intransferible, por lo que decidí dedicársela.

    Sin más peámbulos aquí la teneis:

    UN TOQUE ESPECIAL (de OTRA RONDA)

    Sin ni siquiera proponértelo tú siempre sabes qué hay que hacer
    con ese sutil toque mágico que a todos hace enmudecer.
    Aunque no sea nada lógico sin mirar yo te seguiré,
    seré como ese hijo pródigo que todo padre ha de tener.
    TIENES UN TOQUE ESPECIAL
    ES UN ABRAZO INFINITO
    QUE ESCAPA DE LO MUNDANAL
    Tan bello es ese mundo gótico que tú bien sabes construir
    como abrigado de lo trágico si no hay luna al anochecer
    Ese movimiento poético que muchos quieren imitar
    lejos está de lo frenético, separado de todo mal.
    TIENES UN TOQUE ESPECIAL
    ES UN ABRAZO INFINITO
    QUE ESCAPA DE LO MUNDANAL
    Esa envidiable pose épica que tú a veces sueles poner
    en ti siempre queda muy ética porque el respeto va en tu tren.
    TIENES UN TOQUE ESPECIAL
    ES UN ABRAZO INFINITO
    QUE ESCAPA DE LO MUNDANAL

    Pablo hizo además un precioso trabajo musical con ella en mi modesta opinión. Resulta que ahora que me doy cuenta coincide que él fue el amigo que estaba pintando el techo aquel conmigo la última vez que vi consciente a mi aita.

    Y para que podais escucharla, interpretada por Pablo con gran maestría, aquí la podeis descargar en MP3:

    OTRA RONDA – Un Toque Especial

    Ayer hicieron nueve años desde que un vaso sanguíneo de su bulbo raquídeo se quebró violentamente inundando su cerebro de plasma, hematíes, leucocitos y plaquetas. La sangre paró lo que él tanto hacía trabajar.

    Recuerdos

    Había ido al hospital con un simple dolor de cabeza de los que tenía de vez en cuando, sumado a un pequeño problema de visión. Decía que veía un punto amarillo. Debe ser esa otra de las razones por las que odio ese color. Los médicos explicaron, cuando le ví justo antes de ser desconectado de las máquinas, que aunque se hubiese encontrado ese maldito vaso sanguíneo palpitante, no se hubiese podido hacer nada. Ahí ya sólo estaba su cuerpo después del infarto cerebral. Respiraba, pero su cabeza ya no funcionaba.

    Desde ese momento se convirtió en un recuerdo. Yo no me pregunto ni me planteo si hay vida después de la muerte. Pero creo que vivimos en el recuerdo de los nuestros, y en el que tendrán de los que nos recuerden sucesivamente. Por eso me encanta recordarle, aunque las lágrimas continúen insistiendo en brotar. Ya no son lágrimas de tristeza. Son lágrimas que me ayudan a mantenerle vivo en mis recuerdos, llenos de admiración.

    Yo a ese hombre le admiraba y le continúo admirando. La última vez que le ví antes del episodio del hospital, antes del maldito derrame, me dió un sencillo consejo. Yo estaba pintando un techo con un buen amigo que tampoco creo que le olvide nunca. Él simplemente nos ahorró con ese consejo un poco de trabajo, pero ese pequeño consejo resume todos los que me dio en su vida, en su inmensa mayoría, geniales.

    Ayudó a su padres trabajando desde muy temprana edad, porque era una familia humilde; a sus tres hermanos, consiguiéndoles buenos trabajos; a mi hermano y a mí nos dió una educación de pago por encima de sus posibilidades a base de trabajar muchísimo, con la ayuda inestimable de ama, claro está… Y cuando ya podía dejar de trabajar y dedicarse por completo a sus aficiones, le da por fallar a ese estúpido vaso sanguíneo.

    Pero los que le conocimos no dejaremos que muera su recuerdo. Os contaremos a los que no le conocisteis que nosotros somos mejores gracias a él.

    Parece mentira que después de nueve años todavía me pregunte, cada vez que hago algo importante, si él lo aprobaría. Pero es genial cuando me contesto que sí.

    Gracias, aita.

    Hoy en la máquina arcade de MOD-PC, el afanoso Baldrick, sobre todo para estas cosas, ha instalado un emulador de Pinball.

    Se trata de un emulador en el que se puede jugar a imitaciones tridimensionales de modelos reales de máquinas de los años 60, 70, 80…

    Pinball

    Me he sentido como un niño jugando con ellos. Recordando cuando me ponía de puntillas para poder ver la bola cuando se acercaba a los petacos.

    ¿Quién no pasó parte de su infancia con la cara iluminada por las lucecitas de uno de estos aparatos? Pocos.

    Es una pena que estén en extinción y nos tengamos que conformar con emuladores. Aunque reconozco que tienen sus ventajas… He estado jugando a una máquina de 1965 en la que casi todo era mecánico y en pocos minutos a una sofisticada pinball de 1989 con toboganes, marcadores digitales, sintetizador de voz y espectaculares efectos de sonido.

    La sensación de saltar en el tiempo también vale lo suyo… 😉

    Revivir el pasado es uno de los placeres de la vida. La música es quizás la mejor manera de activar recuerdos del mismo.

    Los publicistas de Coca-Cola lo saben bien y los han aprovechado al máximo con su último anuncio televisivo. Suelen hacerlos muy buenos, pero este es de los mejores…

    Al son de la mítica melodía “Don’t You Forget About Me” de Simple Minds…

    Retomaré el tema de los 80 en el Planeta Azul Nº4 de vez en cuando, ya que es la época que marcó mi adolescencia y, por tanto, una de las que más me gusta recordar.

    Atentos a la fiesta ochentera que se prepara para este viernes en el pub Azzurro de Bilbao.

    Planeta Azul Nº4

    Planeta, porque tiene cuerpo, aunque no sea celeste, pero sí azul.

    Azul, porque es el color de la cuarta dimensión.

    Número 4, por cuatro razones misteriosas.

    El color sí importa, porque sin lo superfluo nada tiene el mismo sentido.

    Calendario Espacial

    agosto 2017
    L M X J V S D
    « Ene    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031