Estoy enamorado. Sus curvas me tienen obnubilado. Sus andares me embelesan. Cautiva mis sentidos sin compasión cada vez que pienso en ella. Y será mía. La montaré y la dominaré. Viajaremos juntos, inseparables. Iremos a gran velocidad, pero siempre con precaución.

Y es que el otro día la vi por vez primera ante mí, cuando mi amigo Alex me la presentó, después de haberla admirado tantas veces en las fotografías de las revistas y en Internet, y la acaricié. Entonces supe que acabaría poseyéndola.

Nunca imaginé que iba a ser infiel a mi amada Honda, pero ahora sé que la abandonaré, y me terminaré comprando una Kawasaki Z750.

 

Kawasaki Z 750 azul

Sólo me da pena, que su versión en azul sea demasiado oscura. Pero eso no me importa, porque cuando hay amor, los defectos se difuminan. Además siempre existe la posibilidad de optar por una “cirugía estética” algún día en forma de pintura de color azul eléctrico.

También me gusta en negro (2007 & 2008), pero las versiones verde (2007), plata (2007) o naranja (2008), no son para mí.

kawa Z 750 Naranja

La versión en color verde es la que, como es habitual en Kawa, usan para promocionarla en casi todas partes:

Kawa Z 750 verde

 

Aquí tenéis su ficha en la web oficial de la marca y un vídeo para poder oír su musical “brum brum”…

 

Anuncios